¿Qué es realmente la democracia?

ATENCIÓN: Esta es una actualización muy importante para los que vieron los cursos de Instituciones Políticas conmigo. Básicamente queda solucionado un problema que discutimos mucho: no es que esta democracia sea imperfecta, lo que pasa es que no es una democracia…. párenle bolas a los dos videos.

Bajo el mismo cielo

No sé cuántas horas llevo sin dormir, el vuelo a España tardó toda la noche, hemos llegado a las 10 de la mañana, pero en el horario de mi cuerpo y en el de mi casa, son las tres de la madrugada, la hora en normalmente me voy a dormir, pero tuve que seguir despierto. Tuvimos que tomar e metro hasta el centro, instalarnos en casa de Sol y ahora estamos en la casa de Nacho Martínez, quien nos invitó a almorzar (a comer dicen acá), después del almuerzo, el postre y la conversa son las 6:00 pm acá, tengo sueño e intento dormir un rato en el sofá de Nacho, al recostarme veo por la ventana y el cielo es igual que el de Bogotá. Mis primeras vivencias en el viaje a Europa.

Todos somos cómplices

Hace unos minutos asaltaron a la chica que iba sentada a mi lado dentro de un bus, le robaron el celular. Yo estaba sentado a su lado y no entendía lo que pasaba, siento mucha rabia de no haberla ayudado, mucho desconcierto por no saber qué hubiese podido hacer y también mucho susto, yo también llevaba mi celular en la mano y mi computador en la maleta, pero sobre todo mucha indignación porque siento que todos en ese bus fuimos cómplices del asalto.

La vida es como la yuca brava

La yuca venenosa es un alimento cotidiano de los pueblos amazónicos, además de sorprendernos con el milagro tecnológico que ha hecho esto posible por milenios, esta situación nos permite reflexionar sobre uno de los asuntos más fundamentales del pensamiento de nuestra cultura, el binarismo.

Picadito

Tengo que aceptarlo, me dejó «picado» la nota de mi amiga Carolina Arévalo sobre los «mamertos» del fútbol, pero no porque critique mi repulsión al deporte, sino ante todo, porque me llama mamerto. Su columna, ligera y rica de leer, deja sin embargo un leve saber a discriminación, que estoy seguro la autora no pretendió darle, pero ahí está.

Aprendiendo a cocinar la comunicación

En los últimos años he intentado hacerme cocinero, comunicador y docente. En los tres oficios a veces saco buenos platos, pero con frecuencia no logro el sabor que hubiera querido. Hoy muchas personas me han felicitado por ser maestro, agradezco mucho tan inmerecidas felicitaciones para alguien que apenas si llega a docente, el que se para frente a otros a decir cosas.