Todos somos cómplices

Hace unos minutos asaltaron a la chica que iba sentada a mi lado dentro de un bus, le robaron el celular. Yo estaba sentado a su lado y no entendía lo que pasaba, siento mucha rabia de no haberla ayudado, mucho desconcierto por no saber qué hubiese podido hacer y también mucho susto, yo también llevaba mi celular en la mano y mi computador en la maleta, pero sobre todo mucha indignación porque siento que todos en ese bus fuimos cómplices del asalto.

Continue readingTodos somos cómplices