Bajo el mismo cielo

No sé cuántas horas llevo sin dormir, el vuelo a España tardó toda la noche, hemos llegado a las 10 de la mañana, pero en el horario de mi cuerpo y en el de mi casa, son las tres de la madrugada, la hora en normalmente me voy a dormir, pero tuve que seguir despierto. Tuvimos que tomar e metro hasta el centro, instalarnos en casa de Sol y ahora estamos en la casa de Nacho Martínez, quien nos invitó a almorzar (a comer dicen acá), después del almuerzo, el postre y la conversa son las 6:00 pm acá, tengo sueño e intento dormir un rato en el sofá de Nacho, al recostarme veo por la ventana y el cielo es igual que el de Bogotá. Mis primeras vivencias en el viaje a Europa.

Leer másBajo el mismo cielo