Mi vecino

La castidad no tiene, a mi modo de ver, mérito alguno. Yo no la practico, simplemente me sucede, con criminal frecuencia. He llegado a pasar años sin sexo. Ahora mismo llevo un verano de ¿cuánto será? ¿seis meses? No. Mucho más. ¿Cuándo sería la última vez? Debió ser la rubia aquella que me alojó en Madrid, completamente loca y como diez años mayor que yo. Eso fue hace… ¡mierda! como año y medio.