Chiste, sólo para gente buena e inteligente

Se dice que cuando Dios creó el mundo, para que los hombres prosperasen, decidió concederles dos virtudes:

  • A los suizos los hizo ordenados y cumplidores de la Ley.
  • A los ingleses, persistentes y estudiosos.
  • A los japoneses, trabajadores y pacientes.
  • A los italianos, alegres y románticos.
  • A los franceses, cultos y refinados.

Cuando llegó el turno de los colombianos, se volvió hacia el ángel que tomaba nota y le dijo: “Los colombianos van a ser inteligentes, buenas personas y uribistas.”

Y así se hizo.

Pero cuando acabó de crear el mundo, el ángel le preguntó:

Señor, a todos los pueblos le diste dos virtudes, pero a los colombianos tres. Esto hará que prevalezcan sobre todos los demás.

—Sabes que tienes razón, mi buen ángel.
—¿Y ahora…?
—Bueno, como las virtudes divinas no se pueden quitar; que los colombianos tengan tres, pero cada colombiano no podrá tener mas de dos virtudes a la vez.

“A ver si entiendo:” -aventuró el ángel-

  • El colombiano uribista y buena persona, no podrá ser inteligente.
  • El que sea inteligente y uribista, no podrá ser buena persona.
  • Y el que sea inteligente y buena persona, no podrá ser uribista.

“—Así sea.”