Palabra

Escritos de Germán Bustos, a veces de algunos amigos, notas sobre libros y películas que me han gustado

Amigo

Lloró amargamente, lloró el jueves 6 de octubre de 1988. Lloró porque había perdido su sentido en la vida. Lloró porque el “no” había ganado el referéndum convocado por Pinochet.

¿Qué es realmente la democracia?

ATENCIÓN: Esta es una actualización muy importante para los que vieron los cursos de Instituciones Políticas conmigo. Básicamente queda solucionado un problema que discutimos mucho: no es que esta democracia sea imperfecta, lo que pasa es que no es una democracia…. párenle bolas a los dos videos.

La palabra

El año pasado escribí estos párrafos para un trabajo que hice para la Universidad Central, son mi convicción que la palabra fue lo que nos hizo humanos. Hoy encontré este hermosamente aterrador cuento y me pareció que iban bien juntos. ¿Cómo les parece?

La cultura, las ideas y la propiedad privada

En el debate sobre la acusación de plagio contra Catalina Ruiz-Navarro he encontrado poco material sobre lo que fue este plagio en sí y mucho sobre peleas personales. Pero el tema de fondo sobre la propiedad de las ideas y las formas en que como sociedad podemos reconocer el trabajo intelectual son el punto que vale la pena

Cómo matar Internet

He tomado este artículo del boletín de la red tecnológica radical Riseup porque creo que este es un debate con mucha vigencia y en que casi nadie esta dispuesto a meterse, como lo plantea el autor al principio. Sin embargo, cuando uno mira el detalle de leyes como la que se acaba de aprobar en Rusia, en medio de una fuerte polémica se da cuenta que el tema funciona en realidad.

Ni Stalin, ni Hiltler… ¿Cantinflas?

Pasa todos los días, una noticia, un suceso, no hace aflorar nuestros sentimientos, nuestros instintos. En la era de la información nuestros comentarios pueden seguir siendo tan intrascendentes como siempre, o pueden tener eco en cientos de personas con las que mantenemos algún contacto digital. Ayer un grupo de personas agredió una estación del Transmilenio en Bogotá, destruyó algunos ventanales y puertas, pero lo peor es que atacó también un bus que llevaba pasajeros a bordo.

Ir arriba